¡Feliz Cumpleaños N° 58, Cuso International!

País Canada
Sector de Intervención

Echamos un vistazo al impacto que Cuso International ha causado en las comunidades de alrededor del globo durante los pasados 58 años, y a la influencia duradera que la organización ha tenido en sus voluntarios/voluntarias.

LOS AÑOS 60: El comienzo  

Para Lynn Graham, uno de sus recuerdos favoritos como voluntaria ha sido algo que sucedió poco tiempo después de llegar a Techiman, Ghana en 1964, con Marlyn Horsdal, su compañera voluntaria. El jefe supremo y su séquito, vestidos en sus atuendos tradicionales, llegaron para conocerlas y darles la bienvenida.  Lynn y Marlyn recibieron muchos regalos, entre ellos un pollo vivo, huevos, boniatos, plátanos y frutas.

Lynn fue una de las primeras voluntarias con Cuso International -en ese entonces era conocida como la Canadian University Service Overseas [Servicio universitario canadiense en el exterior]-, era una estudiante recientemente graduada de la University of Western Ontario [Universidad del Oeste de Ontario] que estaba buscando la oportunidad de experimentar otra parte del mundo y contribuir de alguna manera.

“No sentía ningún temor”, recuerda Lynn. “Más bien me sentía contenta por encontrar una amiga con ideas afines que eran animadas por la oportunidad.”

Ken MacKay había sido voluntario en Ghana justo antes que Lynn, desde 1962 hasta 1964, y recuerda el impacto de su primer puesto de voluntariado. “¿Qué es lo que Ghana deseaba lograr inmediatamente después de la independencia? Querían incrementar el número de graduados de la escuela secundaria. De manera que construyeron 25 escuelas nuevas, pero no había maestros ni suficientes expatriados que hablaran inglés para llenar los puestos. Fue ahí que llegaron Cuso, Peace Corps [Cuerpo de Paz] y VSO [Servicio de voluntarios en el exterior, por su sigla en inglés].”

Dice que Cuso hizo más que solamente traer voluntarios/voluntarias: “Sí, llenamos cargos de maestros vacantes, pero al hacerlo incrementamos el acceso a la educación para muchos jóvenes ghaneses.”

Ken y Lynn han vuelto al lugar en el que fueron voluntarios, y encontraron escuelas prósperas y ex alumnos exitosos.

LOS AÑOS 70: Cambios y retos

Los ’70 eran un tiempo de cambios y retos en el mundo del desarrollo internacional. Cuando comenzó el Segundo decenio para el desarrollo de las Naciones Unidas, Cuso estaba reclutando profesionales con experiencia.  Los socios en el extranjero pedían un creciente número de variadas habilidades técnicas y experiencia en el desarrollo de la comunidad.

David y Lynn Addleman viajaron a Papúa Nueva Guinea en 1973 para trabajar como doctor y enfermera durante dos años, después de un puesto breve para David en Uganda, en 1971.

“Llegamos a Wabag en el verano de 1973; es un pueblo de 1.000 habitantes agrupados alrededor de un aeródromo, en el cual había un centro de salud, una escuela secundaria, varios departamentos gubernamentales y muchas misiones religiosas”, dice David. “Éramos el único doctor y la única enfermera en Wabag, pero teníamos colegas en un hospital que quedaba 10 km al norte de Wabag, y otros en un hospital que quedaba 20 km al sur de nosotros. En esa época, Papúa Nueva Guinea era administrada en su mayoría por los australianos, y todos los jefes de departamento del gobierno, directores de escuela y dueños de tiendas eran expatriados.”

David y Lynn volvieron recientemente a Papúa Nueva Guinea y notaron un cambio significativo. “A todos los lados que fuimos, los habitantes de Papúa Nueva Guinea estaban a cargo. Éramos las únicas caras blancas que se veían.”

Cuarenta años más tarde, lo que antes era un modesto centro de salud en el cual trabajaron, ahora es un hospital en todo el sentido de la palabra, con ocho doctores y varios enfermeros. Una enfermera que Lynn había orientado durante su estancia aquí, Jenny Leto, ocupó su posición. Jenny es ahora la Presidenta y Directora Ejecutiva del Lutheran Hospital [Hospital Luterano].

El mismo año que David y Lynn se fueron a Papúa Nueva Guinea, la Declaración de Dar asignó a Cuso para trabajar por los derechos humanos y la igualdad. Y al ser el año 1970 declarado el Decenio de las Naciones Unidas para la mujer, los enfoques de desarrollo de género ganaron popularidad y los programas pioneros de Cuso comenzaron a tomar forma.

LOS AÑOS 80: Solidaridad global, trabajo local

En los ’80, Cuso comenzó a unir esfuerzos entre los grupos con intereses similares en Canadá y el hemisferio Sur. La gente con la que Cuso trabajaba en el Sur comenzó a preguntar qué estaba haciendo Cuso para ayudar a la gente como ellos en Canadá.

De modo que Cuso le dio a su programa otra dimensión: crear sociedades entre los grupos canadienses e internacionales que trabajan en pro de la justicia social. Uno de los primeros ejemplos fue un programa de Cuso en 1985, que llevó a la cooperación entre Grain Services Union [Sindicato de servicios de granos], basado en Saskatchewan, y SINITAB, el sindicato de trabajadores de la planta de procesamiento de alimentos más grande de Mozambique.

LOS AÑOS 90:  Logros y más cambio

Los ’90 abrieron la puerta a logros tales como los arreglos para el alivio de la deuda internacional y la firma del tratado de minas terrestres de Ottawa, comprobando con esto que la defensa podía generar resultados tangibles.

Pero esta década también trajo grandes recortes al apoyo del gobierno canadiense para el desarrollo. Esto significaba una disminución del tamaño de las organizaciones como Cuso, que enviaban voluntarios/voluntarias.  El Servicio de voluntarios en el exterior [VSO, por su sigla en inglés] estableció su sucursal canadiense en 1995.

LOS AÑOS 2000: Nuevos modelos de voluntariado

Una economía más globalizada y un Canadá más multicultural dieron lugar a un nuevo interés en las experiencias globales. Ahora, el objetivo era beneficiar a los canadienses y también a la gente de los países en desarrollo.

Los aprietos financieros y un deseo por ser eficientes, en el exterior y en Canadá, llevaron a que Cuso se fusionara con VSO Canada en 2008.

Los años 2010: Cuso International

La fusión con VSO culminó en 2011, suscitada principalmente por los varios límites a la aportación de fondos y por la complejidad que suponía gestionar las prioridades de dos grandes organizaciones internacionales. Con el cambio vienen las oportunidades, y en 2010 Cuso estaba persiguiendo nuevos programas y enfoques de voluntariado.  En la actualidad, Cuso recluta voluntarios/voluntarias miembros de la diáspora, de manera tal que aquellos canadienses que tengan lazos con un país puedan volver allí para contribuir como voluntarios/voluntarias, y ha expandido su trabajo de voluntariado de otra manera.  Los voluntarios/voluntarias pueden ahora contribuir virtualmente con su experiencia y causar impacto, sin dejar sus hogares. En 2018 expandimos nuestras asociaciones con voluntarios virtuales, y hubo 169 estudiantes canadienses de educación post secundaria que colaboraron con nueve socios académicos de educación post secundaria a lo largo de Canadá.  Jacqueline Musabende, profesora adjunta con Bissett School of Business [Escuela de Comercio Bissett] de la Mount Royal University [Universidad Mount Royal] en Calgary, conecta a sus estudiantes con la Cámara de Comercio del Chocó, un socio en Colombia. “Ha sido una experiencia de aprendizaje invaluable para los estudiantes en diferentes niveles: desde mejorar su conocimiento de varios conceptos hasta desarrollar sus habilidades interpersonales. El proyecto ha despertado su curiosidad para explorar el mundo, y muchos de ellos están planeando visitar Colombia”, dice la profesora Musabende.

También existe un nuevo programa con los socios indígenas en Canadá. Cuso colabora en la actualidad con Ma Mawi Wi Chi Itata de Winnipeg, para mejorar la entrega de un Conjunto de herramientas para la Verdad y Reconciliación, y está trabajando con la juventud en las regiones de Beaufort-Delta, Decho, Tlicho y South Slave de los Territorios del Noroeste.

Décadas de impacto

Lynn Graham ha llegado a cerrar el círculo completo nuevamente con Cuso International, uniéndose a la Junta Directiva. Un poco más de cincuenta años después de volver de Ghana, Lynn ha visto cambios en la organización.

“Se enfatiza en la capacitación y la transferencia de habilidades. Parece que ahora hay un mayor enfoque, con puestos de voluntariado y proyectos que están relacionados con las tres áreas: la comunidad, la salud y la subsistencia. Los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas proveen el contexto.”

Si bien es cierto que ella no estuvo envuelta directamente con la organización en el correr de los años, siguió siendo una defensora y su dedicación no ha flaqueado: “Muchos de estos voluntarios tempranos han tenido carreras distinguidas en el desarrollo, la política, los medios de comunicación y otros ámbitos sociales. Apostaría que a todos nosotros nos ha afectado profundamente la experiencia en el exterior, y hemos traído una visión más internacional a nuestra vida personal y profesional.”

¡Comparta su historia de voluntariado con Cuso! Envíenos un mensaje por correo electrónico a editor@cusointernational.org.