Voluntariado en línea: equipos virtuales marcando una real diferencia

País Belice
Sector de Intervención

Cuso International, bajo su programa Diásporas para el Desarrollo, lanzó en el 2012 su innovadora iniciativa de voluntariado en línea. El modelo de voluntariado en línea permite a las personas participantes compartir sus conocimientos y experiencia desde la comodidad de su hogar. Una amplia variedad de oportunidades están disponibles en áreas tales como la mentoría, el desarrollo de páginas web, los medios sociales, la elaboración de propuestas de proyectos, la traducción, la búsqueda de financiación y otras más.

Sobre la base del éxito obtenido por la iniciativa de voluntariado en línea, ésta fue ampliada bajo el programa Voluntarios y Voluntarias para la Cooperación Internacional y el Empoderamiento (VOICE, por sus siglas en inglés) de Cuso International. El programa VOICE, de una duración de cinco años, es posible gracias al Ministerio de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo (MAECD) de Canadá.

Desde abril de 2015, Cuso International ha reclutado a 82 personas que han compartido sus conocimientos y experiencia vía online con socios locales para mejorar el bienestar económico y social de personas en situación de pobreza y marginación en 20 países en África, Asia, América Latina y el Caribe.

Uno de estos voluntarios fue Brent McNiven, un consultor en comercio internacional con 20 años de experiencia trabajando en gestión de proyectos y prestando servicios de desarrollo de estrategias internacionales de negocios a pequeñas y medianas empresas y start-ups canadienses en América Latina, África y el Oriente Medio.

Brent trabajó con un equipo que apoyó a Maya Mountain, un start-up socialmente responsable y sostenible que tiene como objetivo mejorar las vidas de los y las productores de cacao en Belice. Maya Mountain desarrolló una cadena de suministro de punta a punta para canalizar los beneficios hacia los y las productores. La empresa logró alcanzar importantes mejoras en la calidad de vida, los ingresos y en los índices de asistencia escolar en sus comunidades. Motivada por el éxito obtenido, la fundadora y Directora General de Maya Mountain, Emily Stone, decidió replicar estas mejoras en otros países. Pero Stone se dio cuenta que necesitaría ayuda para lograr su propósito y ampliar sus operaciones.

Stone recurrió a Ashoka Globalizer, la mayor red internacional de emprendedores sociales, que ayuda a organizaciones a identificar las barreras a la potenciación y ampliación de sus empresas y a desarrollar estrategias para superarlas. Ashoka Globalizer y Cuso International, que son socios en varias iniciativas de desarrollo internacional, trabajaron juntos con la finalidad de conformar un equipo de profesionales para guiar a Maya Mountain hacia sus metas.

Diversos profesionales integraron el equipo de voluntariado en línea asignado a Maya Mountain, incluyendo un experto en promoción de marcas de México y dos analistas de Washington. “Todas las personas aportan una experiencia diferente y brindan ayuda donde más se necesita”, dice McNiven. “Con el voluntariado en línea tienes que estar dispuesto a ser parte de y desenvolverte en un equipo que está compuesto por personas que nunca has conocido”.

Dado su alto nivel de experiencia en gestión de proyectos, McNiven fue encargado de garantizar que el proyecto discurra por la senda adecuada. El primer reto al que tuvo que enfrentarse el equipo de voluntariado en línea fue desarrollar una comprensión profunda de Maya Mountain, ¡sin siquiera posar un pie en su oficina! Una vez que entendieron el modelo de negocio, la estrategia y la visión para el futuro de Maya Mountain, los miembros del equipo desarrollaron un plan que le permitiría a la empresa social alcanzar sus objetivos en dos niveles distintos; la solución requerida para responder a las necesidades tanto del proyecto en sí como del personal de Maya Mountain, que tendría la responsabilidad de ejecutar el proyecto después de que los y las voluntarias hayan culminado su mandato.

Maya Mountain estaba en transición de un pequeño start-up en un país a una organización multinacional con operaciones en varios países. Son muchos cambios a la vez. McNiven señala que es fundamental trabajar con un socio que sea receptivo. “Ser capaz de aceptar el cambio no es fácil ni común”, dice McNiven. “Fue la capacidad de Emily [Stone] de gestionar, aceptar e integrar un cambio tan grande lo que hizo posible realizar con éxito la transición”.

Stone estaba encantada con los resultados de la asociación, señalando que fue el equipo de voluntariado en línea que la retó a ella y su personal, haciendo que encontraran innovadoras soluciones para potenciar y ampliar Maya Mountain. “Esta experiencia ha definitivamente mejorado la organización”, dice Stone. Está agradecida por la contribución de tiempo, conocimientos y apoyo ofrecida por el equipo.

En general, McNiven dice que ha disfrutado su experiencia y que no dudaría en realizar otro voluntariado en línea. “Es bastante divertido”, dice. “Creas un ambiente muy dinámico al desarrollar algo que, al final, es más que la suma de sus partes”.

¿Le interesa compartir sus conocimientos y experiencia como lo hizo Brent McNiven?

Consulta la lista de oportunidades de voluntariado en línea en la página web de Cuso International.